Socios mundiales

ASDER: Medios no deben depender de la pauta estatal

(La Prensa Gráfica, 7-mayo-2015) Los medios de comunicación comunitarios y alternativos no deben depender económicamente de la pauta gubernamental, pues podrían perder su independencia, considera la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores (ASDER).
La objetividad e independencia son dos de las características del periodismo. ASDER teme que al poseer pauta estatal, los medios participativos se comprometan editorialmente con el Gobierno.

“Referente al tema de la pauta, nos pareció que quizá había un malentendido (del secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas), ya que las observaciones que ASDER ha realizado a algunos proyectos de ley relacionados con los medios públicos radican exactamente en el tema de que establecer por ley transferencias económicas... terminan perdiendo su independencia editorial porque obviamente están comprometidos por este tema”, dijo Luis Chávez, jurídico de ASDER. 

El abogado de la gremial de radiodifusores descarta que las emisoras asociadas estén buscando beneficiarse con la pauta gubernamental. “Por tanto no es cierto que sea una observación que los medios privados quieran pauta, al contrario que los medios privados dependan primordialmente de la propaganda del Estado mata su independencia y va contra la libertad de expresión de la que gozamos porque si no hay independencia no hay una libertad de expresión”, recalcó Chávez.

La Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia asevera que en el marco del reordenamiento del espectro radioeléctrico, la preocupación de los medios de comunicación privados está relacionada con el nuevo reparto de la pauta publicitaria gubernamental.

“No hemos encontrado motivaciones de orden político, sino más bien relativas al marco del mercado de la pauta en los distintos medios, ya que algunos sectores cuestionan que si la pauta se paga con dineros públicos, esta debería favorecer a todos los medios existentes y no solo a los grandes medios”, dijo esta semana el secretario de Comunicaciones.

El funcionario afirma que la publicidad estatal será distribuida según la capacidad de cada medio, sin brindar mayores detalles.

La discusión entre la repartición del pastel publicitario estatal surge cuando la ley de radiodifusión comunitaria y la ley de medios de comunicación públicos están siendo analizadas en la Asamblea Legislativa.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) ha advertido que algunos puntos establecidos en los proyectos podrían violar el derecho a la libertad de expresión y beneficiar a medios de comunicación afines al Gobierno.

En tanto, la Sala de lo Constitucional solicitó el año pasado a la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) un informe sobre el porcentaje de frecuencias del espectro radioeléctrico están disponibles para su concesión.

El Gobierno promueve que los medios de comunicación privados “autorregulen” sus contenidos para disminuir la violencia.

Tema del Día
AIR apuesta al diálogo para defender libertad de expresión en el continente

(La Prensa Gráfica, lunes 19-oct-2015) A pocos días de haber terminado la 45.ª asamblea general de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) en la capital salvadoreña, su nuevo presidente, José Luis Saca, reafirma el compromiso del organismo por defender la libertad de expresión en el continente. La estrategia es apostarle al diálogo.

“Creemos que por medio del diálogo lograremos llegar a un acuerdo con los Estados sobre la libertad de expresión en beneficio de la población. Hay una relación directa porque entre más libertad de expresión, hay más democracia e independencia de poderes. Las sociedades que van avanzando al desarrollo son las que viven bajo ese esquema”, dijo el empresario radial a LA PRENSA GRÁFICA.

Saca, también presidente de la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores (ASDER), fue electo la semana pasada, en el marco de la asamblea general, como nuevo presidente de la AIR para el período 2015-2017. Se convirtió en el primer centroamericano en presidir el organismo, que nació en 1946 para “defender la libertad de expresión” en todo el mundo, según el texto de sus fundamentos.

El nuevo presidente de la AIR dice que su elección “es un reconocimiento a El Salvador”. “A través de ASDER hemos defendido la libertad de expresión desde hace muchos años”, aseguró Saca, y agregó que tiene enfrente una gran “responsabilidad y compromiso”; sin embargo, considera que “con todos los asociados unidos se va a poder sobrellevar ese compromiso”.

Representantes de más de 17,000 estaciones de radio y canales de televisión de “las tres Américas” analizaron entre el 11 y 14 de octubre pasados las amenazas a la libertad de expresión que enfrenta la radiodifusión, y los medios en general, en la región. Se trató del segundo encuentro del organismo internacional en El Salvador. La primera vez que se hizo la asamblea general de la AIR en el país fue en 2004.

La asamblea discutió por tres días sobre las amenazas a la libertad de expresión, los desafíos tecnológicos que enfrenta la radiodifusión en la región, los avances sobre la protección a la propiedad intelectual del contenido radial y televisivo y las conclusiones de la reciente resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor de Radio Caracas Televisión (RCTV).

Uno de los conferencistas de la asamblea fue precisamente Marcel Granier, presidente de RCTV.

El empresario advirtió a sus colegas de la región reunidos en El Salvador sobre las amenazas que ve en algunos gobiernos de Latinoamérica de replicar las medidas impulsadas en Venezuela en contra de los medios de información que no se alinean a políticas estatales.

El jueves 28 de diciembre de 2006 el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, informó que no renovaría la concesión de RCTV. El mandatario sostuvo que la negativa a la renovación se debió a la supuesta posición tomada por RCTV durante el golpe de Estado de 2002. El domingo 27 de mayo de 2007, a las 11:59 de la noche, Radio Caracas Televisión, que fue fundada en 1953, finalizó sus transmisiones. Sin embargo, el 22 de junio pasado la CIDH falló a favor de la cadena venezolana.

Granier dijo, frente a los delegados de la AIR, que cuando un régimen empieza a atentar contra la libertad de expresión, “está mandando un mensaje muy claro: que no es democrático y que está haciendo cosas turbias que quiere esconder, que no quiere que los medios revelen”. Agregó que “el papel fundamental de los medios es informar y no complacer a los gobiernos, informar sobre todo de las situaciones que pueden afectar a la sociedad”.

Además, durante la inauguración fueron entregados tres reconocimientos especiales: uno a Radio Cooperativa, socia de Chile, que recién cumple 70 años; otro a Canal 2, de El Salvador, por su 50.º aniversario; y el nombramiento como socio de honor de Héctor Óscar Amengual, un empresario salvadoreño que recientemente cumplió 27 años como director general de la AIR.